✨Con la tecla Ctrl presionada, pulsa el signo menos para reducir el tamaño del blog.

✨Los aficionados ya pueden escribir sobre astronomía. Date de alta como Autor en Universo Mágico Público.

✨Comunidades de Astronomía en Google Plus: Universo Mágico - Astronomy Lab - Space Roads - Space World - Astronomy Station

✨Grupos de Astronomía en en Facebook: Astronomy & Space Exploration - Universo Mágico - Big Bang


✨Filamentos en el centro del Cisne

Sábado 15 de Abril de 2017




La espectacular Constelación del Cisne, llamada también en ocasiones La Cruz del Norte, es una de las más hermosas regiones de todo el cielo de la Tierra. Contiene brillantes estrellas, entre las que hallamos la supergigante blanca Deneb, que es uno de los vértices del famoso Triángulo de Verano. En ésta imagen lograda por el astrofotógrafo JP Metsävainio, podemos ver el centro de la constelación, cuyos filamentos esculpen toda la región de material interestelar. En el Cisne podemos contemplar sorprendentes nebulosas, entre las que destacan la Nebulosa Norteamérica, la del Pelícano, la de la Mariposa y la del Velo (que es el resto de una antiquísima supernova). También abundan ricos campos estelares con multitud de estrellas jóvenes y muy calientes, glóbulos de Bock, cúmulos abiertos pertenecientes al Catálogo Messier, como M29 y M39, o una intensa fuente de radiación, el llamado Cygnus X-1, que completan un paisaje que merece no una, sino muchas noches de observación en detalle, en una zona del cielo surcada por el Brazo de Orión de la Vía Láctea, que es una región externa, en dirección contraria al centro galáctico, donde se encuentra Sagitario.

Aunque puede observarse desde mucho antes y hasta mucho después, Cygnus alcanza su tránsito en la medianoche entre los meses de julio y agosto, y se muestra muy alta en el Hemisferio Norte. Desde la primavera y hasta bien entrado el otoño es posible verla desde latitudes septentrionales. En el Hemisferio Sur se podrá ver durante el invierno austral. La constelación del Cisne debe su nombre a la mitología griega. Como ocurre con otras constelaciones, hay varias leyendas para explicar su nombre. Para los antiguos griegos, la constelación del Cisne estaba relacionada con el mito de Zeus y la diosa Némesis. Para escapar de Zeus y poder conservar su virginidad, Némesis se cambiaba con la forma de diferentes animales. Cuando ella se convirtió en una gansa, Zeus inmediatamente se transformó en un hermoso cisne y se ganó el amor de Némesis.

✨Cuando New Horizons pasaba por Júpiter

Viernes 14 de Abril de 2017




El 28 de febrero de 2007, la nave espacial New Horizons de la NASA hizo su aproximación más cercana a Júpiter en su viaje a Plutón. Este sobrevuelo dio a los científicos una oportunidad única para estudiar Júpiter utilizando el conjunto de instrumentos disponibles en New Horizons, mientras se coordinaban las observaciones de los dos telescopios espaciales y terrestres, incluyendo el observatorio de rayos X Chandra de la NASA. Preparando la aproximación a Júpiter de New Horizons, Chandra tomó exposiciones durante 5 horas de Júpiter en tres días separados. En esta nueva imagen compuesta, los datos de las observaciones de Chandra se combinaron, y luego se superpone a la última imagen de Júpiter del telescopio espacial Hubble.

El propósito de las observaciones de Chandra es el estudio de las poderosas auroras de rayos X observadas cerca de los polos de Júpiter. Se cree que son causadas por la interacción de iones de azufre y de oxígeno en las regiones exteriores del campo magnético de Júpiter cuando interactúan con partículas que fluyen desde el Sol en el llamado viento solar. A los científicos les gustaría entender mejor los detalles de este proceso, que produce las auroras hasta mil veces más potentes que las auroras similares vistas en la Tierra. Después de la máxima aproximación de la nave espacial, Chandra continuó observando Júpiter durante las siguientes semanas. New Horizons trazó una trayectoria inusual por Júpiter que la llevaría directamente hasta la llamada cola magnética del planeta, una región donde ninguna nave espacial ha ido antes.

Las partículas de azufre y oxígeno dominan la magnetosfera de Júpiter, y se originan en los volcanes formando esta cola magnética. Uno de los objetivos de las observaciones de Chandra es ver si alguna de las emisiones de rayos X de las auroras están relacionados con este proceso. Mediante la combinación de observaciones de Chandra con los datos de New Horizons, la información ultravioleta del telescopio espacial Hubble y el satélite FUSE, y finlamente los datos ópticos de los telescopios terrestres, los astrónomos esperan obtener la imagen más completa del complicado sistema de partículas, campos magnéticos y partículas de energía de Júpiter. En las semanas y meses siguientes, los astrónomos pueden realizar un análisis detallado de esta abundancia de datos.


Crédito:  De rayos X: NASA / CXC / SwRI / R.Gladstone; Optical: NASA / ESA / Hubble Heritage (AURA / STScI)

✨La nebulosa Toby Jug

Jueves 13 de Abril de 2017




Situada a unos 1.200 años luz de la Tierra en la constelación austral de Carina, la Nebulosa de Toby Jug, conocida como IC 2220, es un ejemplo de una nebulosa de reflexión. Se trata de una nube de gas y polvo iluminada desde dentro por una estrella llamada HD 65750. Esta estrella, del tipo conocido como gigante roja, tiene cinco veces la masa de nuestro Sol pero está en una etapa mucho más avanzada de su vida, a pesar de su relativamente corta edad de unos 50 millones de años. La nebulosa fue creada por la estrella, que está perdiendo parte de su masa que expulsa al espacio circundante, formando una nube de gas y polvo. El polvo se compone de elementos tales como los compuestos simples, resistentes al calor, tales como dióxido de titanio y óxido de calcio y de carbono. En este caso, estudiando el objeto en el espectro infrarrojo, aparece el dióxido de silicio, el compuesto que más probablemente refleja la luz de la estrella.

IC 2220 es visible como la luz de la estrella que es reflejada en los granos de polvo. Esta estructura de mariposa celeste es casi simétrica, y se extiende a aproximadamente un año luz. Esta fase de la vida de una estrella es de corta duración y por lo tanto este tipo de objetos son raros. Las gigantes rojas se forman a partir de estrellas que están envejeciendo y se acercan a las etapas finales de su evolución. Cuando casi ha agotado sus reservas de hidrógeno, que alimenta las reacciones nucleares que se producen durante la mayor parte de la vida de una estrella. Esto hace que la atmósfera de la estrella se expanda enormemente. Las estrellas como HD 65750 queman una envoltura de helio fuera de un núcleo de carbono-oxígeno, a veces acompañada de una envoltura de hidrógeno cerca de la superficie de la estrella.

Dentro de mil millones de años, el Sol también se hinchan en una gigante roja. Se espera que la atmósfera solar se infla más allá de la órbita actual de la Tierra, que envuelve todos los planetas interiores en el proceso. Para entonces, la Tierra estará ya en muy mal estado. El enorme aumento de la radiación y los fuertes vientos estelares que acompañarán el proceso de inflación estelar va a destruir toda la vida en la Tierra y se evaporará el agua de los océanos, antes de que todo el planeta finalmente se derrita.


Crédito:   ESO

✨Hale Bopp y la nebulosa de Norteamérica

Miércoles 12 de Abril de 2017




En ésta imagen de Hallas Astrophoto podemos ver el luminoso cometa Hale Bopp y la nebulosa de Noerteamérica juntos en el cielo. El cometa Hale-Bopp (cuyo nombre oficial es C/1995 O1) fue probablemente uno de los cometas más ampliamente observados en el siglo XX y uno de los más brillantes que se han visto en décadas. Pudo ser contemplado a simple vista durante 18 meses, casi el doble del tiempo que pudo observarse el Gran Cometa de 1811. El cometa Hale-Bopp fue descubierto el 23 de julio de 1995 a gran distancia del Sol, creándose desde entonces la expectativa de que sería un cometa muy brillante cuando pasara cerca de la Tierra. El brillo de un cometa es algo muy difícil de predecir con exactitud, pero el Hale-Bopp superó todo lo esperado cuando pasó por su perihelio el 1 de abril de 1997. Fue llamado el Gran Cometa de 1997. Su paso incitó un cierto nivel de preocupación en la población, dado que no se habían visto cometas en muchas décadas.

Por su parte, la nebulosa de Norteamérica también conocida como NGC 7000, posaba justo detrás del cometa, cuando Hale Bopp cruzaba el sistema solar interior. Es una nebulosa de emisión en la constelación del Cisne. NGC 7000 es una nebulosa grande que cubre un área equivalente a la luna llena, pero su bajo brillo superficial hace que normalmente no sea visible a simple vista. El área oscura del centro es una región muy densa de material interestelar que se encuentra delante de la nebulosa y que absorbe la luz de la misma, dando al conjunto su forma característica. La distancia de NGC 7000 a la Tierra es del orden de 1800 años luz.

✨De cara y de perfil

Martes 11 de Abril de 2017




En ésta imagen podemos observar dos galaxias interactuando a unos 200 millones de años luz, las compañeras de viaje son NGC 5754 que posa de cara, y NGC 5752 que se muestra casi de canto. La estructura interna de NGC 5754 apenas ha sido perturbada por la interacción. La estructura exterior no exhiben características de marea, como lo hace la simetría del patrón de espiral interior y los brazos retorcidas justo más allá de su anillo interior.

Por el contrario, NGC 5752 ha sufrido un episodio estelar, con una rica población de cúmulos masivos y luminosas estrellas que se aglutinan en torno al núcleo y se entrelazan con los intrincados caminos de polvo. Las reacciones opuestas de las dos galaxias a su interacción, se deben a sus diferentes masas y tamaños. NGC 5754 se encuentra en la constelación de Bootes, El Ganadero.


Crédito:   NASA / ESA / Hubble Heritage (STScI / AURA) - ESA / Hubble Colaboración, y W. Keel (Universidad de Alabama, Tuscaloosa)

✨La nube oscura Lupus 4

Lunes 10 de Abril de 2017




La nube oscura de la imagen es una de varias nubes oscuras que se encuentran en un cúmulo de estrellas llamado la asociación Scorpius-Centaurus OB. Una asociación OB es una agrupación relativamente joven con sus estrellas muy dispersas. Las estrellas probablemente tenían un origen común en una gigantesca nube de material. Lupus 4 se encuentra a unos 400 años luz de la Tierra, a caballo entre las constelaciones de El Lobo y Norma. Debido a la asociación y a sus nubes, forman el cúmulo más cercano al Sol, son un objetivo primordial para el estudio de cómo las estrellas crecen juntas antes de partir por caminos separados. Se cree que el Sol, junto con la mayoría de las estrellas de nuestra galaxia, han empezado sus vidas en un ambiente similar. Las primeras descripciones de las nubes de Lupus en la literatura astronómica fueron del astrónomo norteamericano Edward Emerson Barnard en 1927. Lupus 3, vecino a Lupus 4, es la más estudiada, gracias a la presencia de al menos 40 estrellas en proceso de formación que están en la etapa de encender sus hornos nucleares durante los últimos tres millones de años.

La principal fuente de energía en estas estrellas adolescentes, conocidas como estrellas T Tauri, es el calor generado por su contracción gravitacional. Esto contrasta con la fusión de hidrógeno y otros elementos que maduran en el interior de las estrellas. Durante las observaciones de la fría oscuridad del lupus 4 han aparecido sólo unas pocas estrellas T Tauri. Sin embargo la formación de estrellas es prometedora para el cúmulo lupus 4. Hay que tener en cuenta que sólo hacen falta unos pocos millones de años, para que en el núcleo nazcan estrellas T Tauri. Comparando lupus lupus 3 y 4 parece que el primero es mayor que el segundo, debido a que sus contenidos han tenido más tiempo para convertirse en estrellas.

¿Cuántas estrellas podrían finalmente comenzar a brillar dentro del lupus 4? Es difícil de decir, ya que las estimaciones de masas para el lupus 4 varían. Dos estudios están de acuerdo en una cifra de aproximadamente 250 veces la masa del Sol, aunque otro, utilizando un método diferente, llega a una cifra de alrededor de 1.600 masas solares. De cualquier manera, la nube contiene un amplio material para dar lugar a un montón de nuevas estrellas brillantes. Más bien como nubes terrestres dar paso a sol, por lo que también se esta nube oscura cósmica finalmente puede disiparse y dar paso a la luz de las recién nacidas y brillantes estrellas.


Crédito:   ESO