✨Con la tecla Ctrl presionada, pulsa el signo menos para reducir el tamaño del blog.

✨Los aficionados ya pueden escribir sobre astronomía. Date de alta como Autor en Universo Mágico Público.

✨Comunidades de Astronomía en Google Plus: Universo Mágico - Astronomy Lab - Space Roads - Space World - Astronomy Station

✨Grupos de Astronomía en en Facebook: Astronomy & Space Exploration - Universo Mágico - Big Bang


✨El Observatorio Espacial Herschel

lunes 7 de Agosto de 2017




El Observatorio Espacial Herschel es una misión de la Agencia Espacial Europea. El lanzamiento se realizó el 14 de mayo de 2009 a bordo de un cohete Ariane 5 junto con el observatorio Planck, en previsión de que entrasen en órbita a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra, justo en el segundo de los puntos de Lagrange del sistema Tierra Sol. La misión era denominada anteriormente Far Infrared and Submilimetre Telescope (FIRST), y fue el primer observatorio espacial en cubrir completamente el infrarrojo lejano y longitudes de onda submilimétricas, y su telescopio tiene el mayor espejo desplegado nunca en el espacio, 3,5 metros. Este observatorio estaba especializado en la observación de objetos distantes, poco conocidos.

Para el correcto funcionamiento de los instrumentos se deben mantener refrigerados por debajo de los -271 °C. El observatorio tiene aproximadamente 7 metros de longitud y pesa unas 3,25 t. La mayor parte del peso de la sonda se debía a los depósitos de helio usados para generar las bajas temperaturas necesarias para los detectores de infrarrojos. La misión fue nombrada en honor de William Herschel, descubridor del espectro infrarrojo. El observatorio siguió funcionando a pleno rendimiento hasta el 29 de abril de 2013, al quedarse sin el líquido refrigerante necesario para mantenerse frío.


Crédito:   ESA / D. Ducros

✨Fuentes de rayos X en Sagitario A

Domingo 6 de Agosto de 2017




Esta es una imagen del Observatorio Espacial Chandra del agujero negro supermasivo en el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, también conocido como Sagitario A. La imagen fue elaborada a partir de exposiciones de rayos X. Además de las fuentes de Sagitario A, se detectaron más de dos mil fuentes de rayos X en la región, convirtiéndose en uno de los campos más ricos jamás vistos. Durante el período de observación de dos semanas, Sagitario A tuvo un crecimieno de intensidad en las fuentes de rayos X más de 6 veces. La causa de estos estallidos no se entiende, pero la rapidez con la que suben y bajan indica que están ocurriendo cerca del horizonte de eventos, o punto de no retorno situado alrededor del agujero negro. Incluso durante la intensidad de las ráfagas de emisión de rayos X desde la vecindad del agujero negro es relativamente débil. Esto sugiere que Sagitario A, que tiene 3 millones de veces la masa del Sol, es un agujero negro hambriento.

La evidencia de tales explosiones se reveladas en la imagen como enormes lóbulos, adquieren una temperatura en el gas de 20 millones de grados centígrados, vistos en la imagen como lazos rojos aproximadamente a las 11 y las 5 en punto, que se extienden durante decenas de años luz a cada lado Del agujero negro. Esto indica que ocurrieron enormes explosiones varias veces durante los últimos diez mil años. Se espera que el análisis posterior de la imagen de Sagitario A proporcione a los astrónomos una mejor comprensión de cómo crece el agujero negro supermasivo en el centro de nuestra galaxia y cómo interactúa con su entorno. Este conocimiento también ayudará a comprender el origen y la evolución de los agujeros negros supermasivos aún mayores encontrados en los centros de otras galaxias.


Crédito:   NASA / CXC / MIT / FKBaganoff

✨Paisaje estelar en Sagitario por Terry Hancock

Sábado 5 de Agosto de 2017




Muchos de los objetos celestes de diferente naturaleza son visibles en esta imagen de campo amplio en la constelación de Sagitario, tomada por Terry Hancock desde Downunder Observatory en Michigan, Estados Unidos. El objeto más destacado en ésta impresionante vista es la Nebulosa de la Laguna, M8 ó NGC 6523, una región de formación estelar HII situada a 5.000 años luz de distancia, que conforma una gigante nebulosa de emisión que parece tener una profundidad comparable a la de su anchura. En la porción más brillante de M8 se halla una estructura conocida cómo El Reloj de Arena, en la que se está produciendo una intensa actividad de formación de estrellas, también incluye una estructura de polvo con forma de tornado provocada por la acción de la radiación ionizante de la estrella múltiple de tipo espectral O Herschel 36. En la parte inferior de la imagen destaca la Nebulosa Trífida, catalogada como M20 o NGC 6514, es una combinación de nebulosa de emisión (la zona roja) y reflexión (el área azul) y nebulosa oscura.

También son visibles las regiones de formación estelar de NGC 6559, en la parte superior de la imagen, identificable por su nebulosidad de emisión roja y su forma curva, además de una zona de reflexión azul, es otra región de formación estelar situada a la misma distancia que M8. Visibles también IC 1274 y IC 1275, el cúmulo abierto M21, el cúmulo globular NGC 6544 y la nebulosa de reflexión IC 4685, por nombrar sólo unos pocos. Terry Hancock está trabajando actualmente en Grand Mesa Observatory en Colorado, Estados Unidos, donde pone a disposición de los mejores fotógrafos del cielo excelentes instalaciones, óptica y software de última generación para el desarrollo de la astrofotografía moderna. Detalles técnicos.


✨La galaxia espiral NGC 1637

Viernes 4 de Agosto de 2017




A unos 35 millones de años luz de la Tierra, en la constelación de Eridanus (El Río), se encuentra la galaxia espiral NGC 1637. Allá por 1999 la apariencia serena de esta galaxia fue eclipsada por la aparición de una supernova muy brillante. Los astrónomos que estudiaron las consecuencias de esta explosión con el telescopio Very Large Telescope de ESO, en el Observatorio Paranal, Chile, nos han proporcionado una visión deslumbrante de esta galaxia relativamente cercana. Las supernovas son uno de los eventos más violentos de la naturaleza. Representan la cegadora muerte de algunas estrellas y pueden eclipsar la luz combinada de miles de millones de estrellas de sus galaxias anfitrionas. En 1999, el Observatorio Lick de California anunció el descubrimiento de una nueva supernova en la galaxia espiral NGC 1637. Fue detectada usando un telescopio construido especialmente para localizar estos escasos, pero importantes objetos cósmicos.

Fueron necesarias observaciones posteriores para confirmar el descubrimiento y estudiarlo en profundidad. Esta supernova fue ampliamente observada y fue bautizada con el nombre SN 1999em. Tras su espectacular explosión en 1999, los científicos han estudiado cuidadosamente el brillo, que ha ido palideciendo lentamente con el paso de los años. La estrella que se transformó en SN 1999em era muy masiva, más de ocho veces la masa del Sol antes de su muerte. Al final de su vida su núcleo colapsó, lo que dio lugar a una explosión cataclísmica. Durante las observaciones de seguimiento de SN 1999em, los astrónomos tomaron muchas fotografías de este objeto con el telescopio VLT, combinadas para proporcionar imágenes muy precisas de su galaxia anfitriona.

La estructura espiral que muestra esta imagen tiene un patrón muy diferente, con rastros azulados de estrellas jóvenes, nubes de gas brillante y caminos de polvo oscurecidos. Pese a que, a primera vista, NGC 1637 parece un objeto bastante simétrico, tiene algunas características interesantes. Es lo que los astrónomos clasifican como galaxia espiral asimétrica, el enrollado brazo de la espiral, relativamente suelto, situado en el extremo izquierdo del núcleo, se estira a su alrededor más lejos que el brazo más compacto y corto en el extremo derecho, que aparece radicalmente cortado a mitad de camino. En cualquier punto de la imagen, vemos dispersas estrellas más cercanas y galaxias más lejanas que parecen encontrarse en la misma dirección.


Crédito:   ESO

✨NGC 6589 por Robert Gendler

Jueves 3 de Agosto de 2017




Este rico complejo de nebulosas está situado cerca del centro de la Vía Láctea, donde el polvo es omnipresente y a menudo oscurece parcialmente la visión en longitudes de onda ópticas. Las dos nubes azules brillantes son NGC 6589 y NGC 6590. Las nubes representan la luz dispersada de dos estrellas azules y jóvenes incrustadas en sus respectivas nebulosidades. Las dos estrellas brillantes son parte de un cúmulo conocido como NGC 6595. La nube difusa de tonos rosados es una compleja región HII que absorbe la energía de las cercanas estrellas brillantes y la libera en forma de luz roja visible procedente del hidrógeno ionizado. Las nubes HII son conocidas como IC 1283, IC 1284 y IC 4700.

Esta región de nuestra galaxia es rica en nubes moleculares de polvo, además de estrellas jóvenes que juntas producen el reflejo de las impresionantes nebulosas que vemos en la imagen. Este basto complejo molecular reside en la constelación de Sagitario, en el brazo de nuestra galaxia del mismo nombre. El mejor momento para su observación en el cielo de la tarde cae entre junio y noviembre mejor desde el hemisferio sur de la Tierra. NGC 6589 es una nebulosa de reflexión que se sitúa a unos 5.540 años luz de distancia


✨El decubrimiento del cúmulo globular CL001

Miércoles 2 de Agosto de 2017




Dos nuevos cúmulos globulares pasaron a engrosar la reducida lista de 158 cúmulos globulares que se conocían hasta ahora en la Vía Láctea. El hallazgo se produjo gracias a las nuevas imágenes obtenidas por el Telescopio VISTA de ESO en el Observatorio Paranal, en Chile, como parte del programa de sondeo de la Vía Láctea llamado VVV. Este sondeo también ha detectado el primer cúmulo abierto ubicado más allá del centro de la Vía Láctea y cuya luz ha tenido que viajar a través del polvo y el gas que oscurecen el corazón de nuestra galaxia, para llegar hasta nosotros. El deslumbrante cúmulo globular llamado UKS 1 domina la parte superior de la imagen infrarroja del telescopio de sondeo VISTA. Pero si dirigimos la mirada aún más lejos, encontraremos una sorpresa que permanecía escondida en este rico campo de estrellas, un tenue cúmulo globular descubierto gracias a los datos obtenidos por uno de los sondeos de VISTA. Es necesario mirar muy de cerca esta imagen para ver este otro cúmulo estelar llamado VVV CL001, visible como una pequeña colección de estrellas en la parte inferior de la imagen.

VVV CL001 es sólo el primero de los cúmulos globulares descubiertos por VISTA. El mismo equipo ha encontrado un segundo objeto, conocido como VVV CL002. Es posible que esta pequeña y débil agrupación sea el cúmulo globular más cercano al centro de la Vía Láctea que se conoce. Descubrir un nuevo cúmulo globular en nuestra Vía Láctea es algo muy inusual. El último fue descubierto fue en 2010, y sólo se conocían 158 cúmulos globulares en nuestra galaxia antes de este nuevo descubrimiento. Estos nuevos cúmulos son hallazgos se ubican en las partes centrales de la Vía Láctea y fueron descubiertos en luz infrarroja. Además de cúmulos globulares, VISTA está encontrando muchos cúmulos abiertos o galácticos, objetos mucho más comunes que los cúmulos globulares y que contienen menos estrellas y más jóvenes. Otro cúmulo anunciado recientemente, VVV CL003, parece ser un cúmulo abierto que se encuentra hacia el corazón de la Vía Láctea, pero más allá, a unos 15.000 años luz del centro. Este es el primer cúmulo de este tipo descubierto al otro lado de la Vía Láctea.

Los cúmulos recién descubiertos son tan tenues que no es extraño que hayan permanecido ocultos durante tanto tiempo; UKS 1 (arriba), que evidentemente eclipsa a los cúmulos descubiertos, era hasta hace unos pocos años, el cúmulo globular más tenue que se conocía en la Vía Láctea. Debido a la absorción y el enrojecimiento de la luz estelar a causa del polvo interestelar, estos objetos sólo pueden ser observados en la luz infrarroja, y VISTA, el telescopio de sondeo más grande del mundo, es ideal para la búsqueda de nuevos cúmulos ocultos detrás del polvo de las regiones centrales de la Vía Láctea. Existe la interesante posibilidad de que VVV CL001 esté gravitacionalmente unido a UKS 1, lo que convertiría a estas dos agrupaciones estelares en el primer cúmulo globular binario de la Vía Láctea. Sin embargo, esto también podría ser sólo un efecto causado por la línea de visión, y que los cúmulos estén en realidad separados por una distancia inmensa.


Crédito:   ESO / D. Minniti / VVV Survey