Nuevo!! Universo Mágico premia la calidad de los astrofotografos mediante un Reconocimiento a su labor.

✨Los aficionados ya pueden escribir sobre astronomía. Date de alta como Autor en Universo Mágico Público.

✨Comunidades de Astronomía en Google Plus: Universo Mágico - Astronomy Lab - Space Roads - Space World - Astronomy Station

✨Grupos de Astronomía en en Facebook: Astronomy & Space Exploration - Universo Mágico - Big Bang


Mostrando entradas con la etiqueta Estrellas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Estrellas. Mostrar todas las entradas

✨Paisaje cósmico en Sagitario

Viernes 13 de Abril de 2018



La imagen de campo amplio es un paisaje cósmico cuyo atractivo es hinóptico. Scott Rosen nos regala una visión diferente de un abanico de nebulosas objetivo habitual de los astrofotógrafos. En el centro de la imagen se agrupan nebulosas para todos los gustos, las hay de emisión, de reflexión y de absorción, además de caminos de denso polvo oscuro y varias estrellas masivas. Rho Ophiuchi es la estrella que da nombre a la región, ubicada en la constelación de Ofiuco muy cerca de Sagitario, la estrella brilla con una magnitud aparente de 4.63. Se trata realmente de un sistema estelar doble cuyos componentes están separados por 3 segundos de arco y con un periodo orbital de unos 2.000 años. Este sistema se encuentra a 394 años luz de la Tierra. Aunque las dos estrellas tienen tipo espectral B2 y una temperatura de 22.400 Kelvin, no son igualmente luminosas. La estrella principal, catalogada como subgigante, es 4.900 veces más luminosa que el Sol y es 9 veces más masiva que éste. Su acompañante, es una estrella que está en fase de secuencia principal, brilla con una luminosidad 2.100 veces mayor que la luminosidad solar, y tiene una masa de 8 masas solares. Como otras estrellas afines, rotan a gran velocidad, superando los 300 km/s en el ecuador.



Rho Ophiuchi se encuentra en una región de grandes nubes de polvo dentro de la Vía Láctea. Envolviendo a Rho Ophiuchi existe una brillante nebulosa de reflexión originada por la luz estelar que es dispersada por una nube de polvo interestelar. Alrededor de esta nebulosa hay enormes y oscuras nubes no iluminadas que se extienden 100 años luz al este en dirección a la constelación de Sagitario. Dichas nubes constituyen focos activos de formación estelar. En la parte superior derecha de la imagen adaptada (superior), vemos parte de nuestra galaxia, concretamente el núcleo de la Vía Láctea. Éste es el lugar al que todos los objetos de la galaxia orbitan, el Sol gira entorno a ese punto, donde reside un agujero negro masivo. El centro galáctico se ubica entre las constelaciones de Ofiuco, Sagitario y Escorpio. Los astrónomos Antony Stark y Chris Martin piensan que debido a la disposición del centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea tendrá un nuevo episodio de brote estelar dentro de unos 200 millones de años. Detalles técnicos.

Crédito:   Scott Rosen - Astronomers do in the Dark

Rho Ophiuchi     RA = 16:25:35.11766     DEC = -23:26:49.8150     Mag = 4.63     Simbad 

 Comentar / Comment 

✨La constelación de Sagitario

Jueves 5 de Abril de 2018



La constelación de Sagitario, El Arquero, es una constelación muy frecuentada por los aficionados a la astronomía, ya que en ella se encuentran gran cantidad de objetos de cielo profundo. Sagittarius se encuentra entre Escorpio al oeste y Capricornio al este. El astro más brillante de Sagitario es Kaus Australis, una gigante blanco-azulada situada a 145 años luz de la Tierra en dirección al centro de la Vía Láctea. Le sigue en brillo Nunki, una caliente estrella también blanco-azulada con una masa casi ocho veces mayor que la del Sol. La tercera estrella más brillante es Ascella, una binaria formada por dos estrellas blancas. La cuarta y quinta estrellas en cuanto a brillo son dos gigantes naranjas pero de parámetros muy diferentes. Mientras que Kaus Medius está a 347 años luz de la Tierra y es 1.180 veces más luminosa que el Sol, Kaus Borealis es una gigante semejante a Pollux 23 veces menos luminosa que Kaus Medius. Otra estrella interesante de Sagitario es Polis, una distante supergigante blanco-azulada que se encuentra al menos a 3.000 años luz.

En Sagitario se encuentran dos cefeidas visibles a simple vista, X Sagittarii y W Sagittarii. Otra variable de interés es KW Sagittarii, una de la de las estrellas conocidas de mayor tamaño. Asi mismo, la denominada Estrella Pistola se encuentra en esta constelación. Invisible a simple vista, es sin embargo una de las estrellas más luminosas de la galaxia. Con una masa en torno a 150 masas solares, la Estrella Pistola está catalogada como variable luminosa azul y tiene una luminosidad equivalente a 10 millones de soles. Otra estrella peculiar es la estrella de Wolf-Rayet WR 104, cuya característica más notable es que el polvo que fluye de ella formando una especie de molinete, que gira junto con ella cada 220 días, por lo que también se la denomina Estrella Espiral. Al oeste de Y Sagittarii se encuentra el centro galáctico de la Vía Láctea. S2 es el nombre de la estrella más cercana al agujero negro supermasivo que parece existir en el centro de nuestra galaxia, siendo una de las más brillantes del llamado cúmulo estelar-S, compuesto por las estrellas más próximas a la radiofuente del centro galáctico llamado Sagitario A.

Más de veinte estrellas de esta constelación poseen planetas extrasolares, HD 169830 alberga un sistema planetario con dos planetas gigantes. Ross 154 es la estrella más cercana de la constelación y la octava más próxima al sistema solar, a tan sólo 9,68 años luz del Sol. Es una enana roja y una estrella fulgurante, el observatorio Chandra constató una fuerte llamarada que incrementó el flujo de rayos X provenientes de la estrella en un factor de más de 100. Sagitario contiene muchas nebulosas objetivo de la mayoría de los astrofotógrafos, entre ellas podemos mencionar la Nebulosa Trífida M20, situada a 5.500 años luz de la Tierra y fue descubierta por Guillaume Le Gentil en el año 1750. La Nebulosa Omega M17, que tiene un diámetro aproximado de 15 años luz y está asociada a una nube molecular de unos 40 años luz de diámetro y una masa de 30 000 masas solares. Es considerada la región HII más brillante y masiva de nuestra galaxia.



Sagitario contiene tres galaxias pertenecientes al Grupo Local. La primera de ellas es la galaxia Enana Elíptica de Sagitario, una pequeña galaxia satélite de la Vía Láctea compuesta principalmente por estrellas de población II viejas y pobres en metales. La segunda es la Galaxia de Barnard NGC 6822, considerada como prototipo de las primitivas galaxias fragmentarias que habitaron el universo joven. La tercera de ellas, está denominada como Enana Irregular de Sagitario, parece el miembro del Grupo Local más alejado del baricentro del mismo. En ésta constelación se pueden ver varios cúmulos estelares, los más destacados son el Cumulo abierto M18, el Gran Cúmulo de Sagitario M22, el cúmulo abierto más próximo al sistema solar M23, El Cúmulo globular M55 formado por 100.000 estrellas, la Nube estelar de Sagitario M24, además de M69, M70, M75 y M54. También algunas de las nebulosas más buscadas del cielo, como La Nebulosa de la Laguna M8 que rodea al cúmulo estelar NGC 6530, la Nebulosa Trífida M20, la Nebulosa Omega M17, la Nebulosa de la Araña Roja NGC 6537, y las nebulosas planetarias NGC 6818 y NGC 6578.

Sagitario parece ser la única fuente de una posible señal extraterrestre antes detectada. El incidente ocurrió el 15 de agosto de 1977 cuando los radiotelescopios de la Universidad Estatal de Ohio recibieron una señal 30 veces superior a la radiación de fondo normalmente detectada. El profesor Jerry R. Ehman, asombrado con tal señal, escribió WOW al lado del papel ya que era el primer mensaje captado del espacio por vida inteligente. Aunque sólo ha sido el único mensaje enviado desde el espacio sin haber sido nosotros, nunca más se ha vuelto a utilizar esa palabra, actualmente conocida como Señal Wow!. Había gran controversia entre los mitólogos antiguos sobre si esta constelación representaba o no un Centauro. Eratóstenes e Higino se inclinaban por la opinión de que no era un centauro afirmando que ningún centauro había usado arco. Defendieron que se trataba de un sátiro llamado Croto, que vivía en compañía de las Musas en el monte Helicón. Croto, además de inventar el arte de disparar flechas, inventó el aplauso, mientras escuchaba a las Musas. Éstas, complacidas, pidieron a Zeus que pusiera a Croto entre las constelaciones.

 Fotografía Original 

Crédito:   Robert Gendler / Astropics / Nighthawk Observatory

Sagitario     RA = 19:02:36.73024     DEC = -29:52:48.2279     Simbad 

 Comentar / Comment 

✨Corona Australis por Warren Keller

Sábado 31 de Marzo de 2018



La Corona Austral es una de las 48 constelaciones originales de Ptolomeo en el siglo II, y una de las 88 constelaciones modernas. Corona Australis contiene una de las regiones de formación de estrellas más cercanas al Sistema Solar. La imagen tomada en campo amplio por el excelente astrofotógrafo Warren Keller, muestra todas las estrellas de la constelación, pero además se ven hileras de polvo cósmico que se extienden por un rico campo estelar de la Vía Láctea cerca del borde inferior. En el centro una magnífica agrupación de nebulosas de reflexión en color azul, que contiene varios objetos catalogados como NGC 6726, NGC 6727, NGC 6729 e IC 4812. El magnífico cúmulo globular de estrellas NGC 6723 está a las justo encima de ésta agrupación de nebulosas. Aunque parece ser parte del grupo, las antiguas estrellas de éste magnífico cúmulo globular, se encuentran a casi 30.000 años luz de distancia, en comparación con la nebulosidad de la constelación, que está a menos de 500 años luz de la Tierra.



Aunque más tenue que su contraparte del norte, el patrón ovalado o en forma de herradura de sus estrellas más brillantes lo hace distintivo. Alpha y Beta Coronae Australis son las dos estrellas más brillantes con una magnitud aparente de alrededor de 4.1. Corona Australis es una constelación pequeña, una característica de los cielos sureños que está prácticamente integrada en Sagitario, que la bordea al norte y al oeste. En el este y en el sur tiene las constelaciones de Escorpio y Telescopium respectivamente. Debajo del arquero se ve un pequeño semicírculo de estrellas de magnitud 4 y 5, es la Corona Austral. En el siglo III ac, el poeta didáctico griego Aratus la anotó, pero no nombró a la constelación por su nombre, sino que en su lugar la llamó las dos coronas. Ptolomeo asignó 13 estrellas a la constelación, mientras que otros autores la asociaron ya sea con Sagitario o Centauro. Finalmente fueron los romanos quienes la bautizaron como Corona Australis ó Corona de oro de Sagitario.

 Fotografía Original 

Crédito:   Warren Keller / Billions and Billions

Corona Australis     RA = 19:01:38.0     DEC = -36:53:30     Simbad 

✨NGC 3372 por Josep Drudis

Martes 27 de Marzo de 2018



Este es un fragmento de la Nebulosa Eta Carinae, catalogada como NGC 3372, tomada en febrero de 2017 y procesada con mucha delicadeza por el extraordinario astrofotógrafo Josep Drudis, la imagen fue recogida en su página web Astrodrudis, y estaba destinada a formar un mosaico al que no se incorporó por diferencias en el ángulo de rotación, finalmente el mosaico tampoco fue terminado. Expuesta aquí como una imagen independiente, es muy hermosa e interesante. El campo de visión se sitúa justo al sur de la estrella principal Eta Carinae, y podemos ubicar un peculiar triángulo nebuloso en la parte superior central de la fotografía. El resultado de ésta combinación es una región de formación de estrellas YSO (Young Stellar Objects) así como de HH (objetos Herbig-Haro).  Esta imagen incluye hasta diez objetos HH e innumerables objetos YSO. El hecho de que ha sido procesado en color falso, de acuerdo con la paleta de colores Hubble (HCP), permite una clara distinción de las diferentes composiciones químicas a través de la nebulosidad. La nebulosa está ubicada en la constelación de La Quilla, a unos 7.500 años luz de distancia de la Tierra.



También se pueden ver varias polvorientas nebulosidades oscuras, chorros de gas y mechones de diferente composición. En la parte inferior de la imagen una gran cantidad de polvo oscuro combinado con cantidades generosas de gas, se está condensando para formar nuevas estrellas. Eta Carinae es una joven estrella variable luminosa azul hipermasiva que da nombre a todo el complejo. Se trata de una de las estrellas más masivas de la Vía Láctea, el 99% de su luminosidad corresponde a la parte infrarroja del espectro. La gran nebulosa Carina contiene varias estrellas supermasivas, entre las que destaca HD 93129A. La estrella está rodeada por una nebulosa conocida como la nebulosa del Homúnculo. Dada su gran masa, Eta Carinae es altamente inestable y propensa a violentas eyecciones de materia. La elevadísima presión de la radiación en la superficie de la estrella hace que ésta expulse grandes cantidades de materia de sus capas exteriores al espacio. Eta Carinae probablemente termine su vida en una explosión de hipernova dentro de unos pocos cientos de miles de años. Detalles técnicos.

 Fotografía Original 

Crédito:   Josep Drudis / Astrodrudis

NGC 3372     RA = 10:44:19.0     DEC = -59:53:21     Mag = 1.0     Simbad 

✨La constelación de la Osa Mayor

Jueves 22 de Marzo de 2018



¿Quién no ha imaginado alguna vez formas en el tapiz de estrellas que pueblan nuestra bóveda celeste?  Los pueblos, generalmente de civilizaciones antiguas, decidieron vincularlas mediante trazos imaginarios, creando así siluetas virtuales sobre la esfera celeste. En la inmensidad del espacio, en cambio, las estrellas de una constelación no necesariamente están localmente asociadas; y pueden encontrarse a cientos de años luz unas de otras. Además, dichos grupos son completamente arbitrarios, ya que distintas culturas han ideado constelaciones diferentes, incluso vinculando las mismas estrellas. Algunas constelaciones fueron ideadas hace muchos siglos por los pueblos que habitaban las regiones del Medio Oriente y el Mediterráneo. Otras, las que están más al sur, recibieron su nombre de los europeos en tiempos más recientes al explorar estos lugares hasta entonces desconocidos por ellos, aunque los pueblos que habitaban las regiones australes ya habían nombrado sus propias constelaciones de acuerdo a sus creencias. Se acostumbra a separar las constelaciones en dos grupos, australes al sur, y septentrionales en el hemisferio norte. A partir de 1928, la Unión Astronómica Internacional decidió reagrupar oficialmente la esfera celeste en 88 constelaciones con límites precisos, tal que todo punto en el cielo quedara dentro de los límites de una figura.  El trabajo de delimitación definitiva de las constelaciones fue llevado a cabo fundamentalmente por el astrónomo belga Eugène Joseph Delporte y publicado por la UAI en 1930.

La Osa Mayor, también conocida como el Carro Mayor, es una constelación visible durante todo el año en el hemisferio norte. Entre los aficionados se le conoce con el nombre de "el carro", por la forma que dibujan sus siete estrellas principales, aunque ha recibido otros muchos nombres. Las principales estrellas, excepto Dubhe y Benetnasch, tienen un movimiento propio común hacia un punto de la constelación de Sagitario, formando parte de la llamada asociación estelar de la Osa Mayor. La más brillante entre ellas es Alioth, situada en la cola de la osa a una distancia de 81 años luz. Es una estrella blanca 108 veces más luminosa que el Sol, y químicamente peculiar, la más brillante de su clase. Su espectro de luz es atípico, mostrando ciertos elementos químicos realzados o disminuidos, que además cambian con gran regularidad con la rotación de la estrella. La segunda estrella más brillante de la constelación es Dubhe, un sistema estelar donde destaca la binaria formada por una gigante amarillo-naranja de tipo K0III y una estrella blanco-amarilla de secuencia principal cuyo período orbital es de 44 años. Alcor y Mizar forman una de las estrellas dobles más conocidas del firmamento nocturno. Por una parte, Mizar es un sistema estelar cuádruple formado por dos binarias, cada una de ellas es una binaria espectroscópica. Las cuatro componentes son estrellas blancas de la secuencia principal. Por otra parte, Alcor es una estrella que sí parece estar vinculada físicamente con el sistema Mizar. Otras dos de las estrellas mas brillantes de la constelación, Merak y Phecda, son también estrellas blancas de la secuencia principal.



En la Osa Mayor se encuentran varias enanas amarillas análogas al Sol. 61 Ursae Majoris es una enana más fría y de menor tamaño que el Sol, situada a 31,1 años luz. Algo más alejada, a 41,9 años luz está 36 Ursae Majoris, es una estrella con una temperatura efectiva de 6110 Kelvin, allí se ha señalado la posible presencia de una tenue enana roja o enana marrón alrededor de ella en una órbita muy excéntrica. 47 Ursae Majoris, denominada Chalawan por la IAU, es una estrella donde se han descubierto tres planetas extrasolares. 16 Ursae Majoris es una estrella más vieja que el Sol con una compañera estelar que tiene un período orbital de 16,23 días. Por último, HD 98618 es un gemelo solar cuyos parámetros de temperatura, metalicidad y edad son casi indistinguibles de los solares. Su luminosidad es un 6% mayor que la solar. Un objeto de interés en la constelación es la nebulosa M97 o nebulosa del Búho, una nebulosa planetaria situada a una incierta distancia de 2.600 años luz. Es una nebulosa muy compleja cuya edad estimada es de aproximadamente 6.000 años. Por otra parte, en la Osa Mayor se encuentran varias galaxias notables. M81, conocida como Galaxia de Bode. M82, llamada Galaxia del Cigarro.  M101, una de las galaxias más grandes en la vecindad del Grupo Local con un diámetro de más del doble que el de la Vía Láctea. M108 y M109 son también galaxias espirales, la segunda de ellas catalogada como espiral barrada.

 Fotografía Original 
 Imagen Ampliable 

Crédito:   A. Fujii 

Osa Mayor     RA = 11:00:00.0     DEC = +50:00:00     Simbad 

✨Una estrella fugitiva

Martes 20 de Marzo de 2018



Desde el Observatorio Paranal utilizando el Very Large Telescope, se logró fotografiar una estrella que recorre el espacio a una velocidad de 2,6 millones de kilómetros por hora, y que habría sido expulsada por la Gran Nube de Magallanes. “A esa velocidad, la estrella tardaría menos de un minuto en dar una vuelta entera a la Tierra”, dice Uli Heber, líder del grupo formado por científicos de la Universidad de Erlangen-Nürnberg (Alemania) y del Centro de Investigación Astrofísica de la Universidad de Hertfordshire (Inglaterra). La posición de la estrella en el cielo sugiere que fue expulsada desde la Gran Nube de Magallanes, la galaxia más cercana a la Vía Láctea. Si esto fuera cierto, indicaría la presencia de un agujero negro masivo en la Gran Nube de Magallanes, el cual habría ocasionado la expulsión de la estrella. La estrella masiva HE 0437-5439, como se conoce a la estrella “fugitiva”, fue descubierta durante el programa de rastreo Hamburg/ESO y se encuentra en las afueras del halo de la Vía Láctea. “Este es un lugar poco usual para una estrella de este tipo: las estrellas masivas se encuentran comúnmente en el disco de la Vía Láctea”, explica Ralf Napiwotzki, otro integrante del equipo. “Los datos que obtuvimos con el instrumento UVES del Very Large Telescope, confirman que la estrella es bastante joven y posee una composición química similar a la de nuestro Sol”.

La edad estimada es de 30 millones de años y tiene una masa ocho veces mayor que la del Sol. Las observaciones también revelaron la alta velocidad de la estrella, aclarando así el acertijo de su actual ubicación: esta estrella no se formó en los confines de nuestra galaxia, la Vía Láctea, sino que llegó hasta allí durante su viaje interestelar, o incluso intergaláctico. “Cuando calculamos cuánto tardaría la estrella en viajar desde el centro de nuestra galaxia hasta su posición actual, descubrimos que equivaldría a tres veces su edad”, explica Heber. “O bien la estrella es más vieja de lo que parece, o nació y se aceleró en otro lugar”, agrega. De hecho, la estrella se encuentra a 160 mil años luz de nosotros, cerca de una de las galaxias satélites de la Vía Láctea, la Gran Nube de Magallanes. Los astrónomos consideran probable que la estrella haya alcanzado su posición actual tras ser expulsada desde el centro de la Gran Nube de Magallanes, debido a un agujero negro masivo que le habría dado el impulso necesario a las estrella. Otra posible explicación es que la estrella sea el resultado de la fusión de dos astros. En este caso, la estrella sería más vieja de lo que se cree, dándole tiempo para haber viajado desde el centro de la Vía Láctea. Para confirmar una de las dos teorías, los astrónomos planean realizar observaciones aún más detalladas que aclaren por fin el origen de esta estrella fugitiva.

 Fotografía Original 

Crédito:   ESO

HE 0437-5439     RA = 04:38:12.774     DEC = -54:33:11.68     Mag v = 16.42     Simbad 

✨Una joya en la espada de Orión

Viernes 16 de Marzo de 2018



 Orión el Cazador es quizás la constelación más conocida en el cielo, bien situada en la noche en esta época del año para los observadores en los hemisferios norte y sur, y reconocible al instante. Y para los astrónomos, Orion es seguramente una de las constelaciones más importantes, ya que contiene uno de los viveros estelares más cercanos y más activos de la Vía Láctea, la galaxia en la que vivimos. Aquí se han formado decenas de miles de nuevas estrellas en los últimos diez millones de años, un lapso de tiempo muy corto en términos astronómicos. Justo debajo del cinturón de Orión, la empuñadura de su espada sostiene una gran joya en el cielo, la hermosa Nebulosa de Orión. Lo suficientemente brillante para ser vista a simple vista, un pequeño telescopio o incluso binoculares muestran que la nebulosa es un complejo de gas y polvo de varias decenas de años luz, iluminada por varias estrellas masivas y calientes en su núcleo, el famoso Cumulo abierto del Trapecio. Sin embargo, el corazón de esta nebulosa también oculta un secreto al observador casual. De hecho, hay alrededor de mil estrellas muy jóvenes de aproximadamente un millón de años dentro del llamado Cúmulo de Trapecio, apiñadas en un espacio menor que la distancia entre el Sol y las estrellas vecinas más cercanas.

El cúmulo es muy difícil de observar en luz visible, pero se ve claramente en la espectacular imagen bajo éstas líneas, obtenida con el instrumento ISAAC infrarrojo multimodo en el Very Large Telescope de ESO en Paranal, Chile. En los últimos años, varios de los mejores telescopios terrestres y espaciales del mundo han realizado nuevos estudios infrarrojos detallados de la Nebulosa de Orión y el Cúmulo de Trapecio, pero la imagen de VLT que se muestra aquí es la imagen de campo amplio más profunda obtenida hasta ahora. Las poderosas explosiones y vientos de las estrellas más masivas de la región son evidentes, así como los contornos de gas esculpidos por estas estrellas, y los chorros de gas más finamente enfocados que fluyen de las estrellas más pequeñas. Incluso es posible ver discos de polvo y gas que rodean a algunas de las estrellas jóvenes, como siluetas en proyección contra el fondo brillante de la nebulosa. Muchos de estos discos son muy pequeños y, por lo general, solo se ven en las imágenes obtenidas con el Telescopio Espacial Hubble, pero bajo las mejores condiciones de observación en Paranal, la nitidez de las imágenes VLT en longitudes de onda infrarrojas se aproxima a la del HST en esta banda espectral, revelando algunos de estos discos. Recientemente, los equipos de investigación que trabajan en otros telescopios han afirmado haber visto planetas en la Nebulosa de Orión, como objetos muy tenues, aparentemente flotando libremente entre las estrellas más brillantes del cúmulo.



Calcularon que si esos objetos tienen la misma edad que las otras estrellas, si están ubicados en el grupo, y si las predicciones teóricas del brillo de las estrellas jóvenes y los planetas son correctas, entonces deberían tener masas entre 5 y 15 veces el del planeta Júpiter. El astrónomo Mark McCaughrean es bastante escéptico sobre esto: "Llamar a estos objetos planetas por supuesto suena excitante, pero esa interpretación se basa en una serie de suposiciones. Para mí, parece igualmente probable que sean algo más viejos, objetos de mayor masa del tipo enana marrón de una generación anterior de formación de estrellas en Orión, que se encuentra cerca del grupo de trapecio más joven hoy en día. Incluso si se confirmó que estos objetos tienen masas muy bajas, muchos astrónomos estarían en desacuerdo con que se los denominen planetas, ya que la idea común de un planeta es que debería estar en órbita alrededor de una estrella". Y explica "Mientras los planetas se forman en discos circunestelares, el pensamiento actual es que estos objetos de la Nebulosa de Orión probablemente se formaron de la misma manera que las estrellas y las enanas marrones, por lo que tal vez sería mejor hablar de enanas marrones de baja masa. enanos", y también señala que "reclamos similares de planetas que flotan libremente fueron encontrados en otro grupo asociado con la estrella Sigma Orionis, y también se han encontrado con cierto escepticismo".

 Fotografía Original 

Crédito:   ESO / M.McCaughrean (AIP)

Trapezium     RA = 05:35:16.5     DEC = -05:23:14     Mag v = 4     Simbad 

✨NGC 2261 por Daniel Verschatse

Jueves 15 de Marzo de 2018



NGC 2261, también conocida como la nebulosa variable de Hubble o Caldwell 46, es una nebulosa variable localizada en la constelación del Unicornio. Es iluminada por la estrella R Monocerotis, en esta misma constelación, aunque la estrella en sí no es directamente visible. NGC 2261 fue fotografiada por Edwin Hubble en el observatorio Palomar durante el estreno del telescopio Hale el 26 de enero de 1949, 21 años después de que comenzara el proyecto del observatorio en 1928. Edwin Hubble ya había estudiado antes la nebulosa en los observatorios de Yerkes y Monte Wilson. Para los astrónomos aficionados, la nebulosa NGC 2261 es un objeto interesante debido a su variabilidad. Una de las explicaciones propuestas para este comportamiento es que las densas nubes de polvo cerca de R Mon periódicamente bloqueen la iluminación de la estrella. R Monocerotis es una estrella que se encuentra aproximadamente a 2.500 años luz de distancia del Sol.

Se trata de una estrella masiva del tipo T Tauri muy joven en proceso de formación, con una edad que puede ser de solo 300.000 años. Está rodeada de un disco de polvo cuyo tamaño es similar al del sistema solar y cuyo brillo cambia de forma irregular reflejando o volviendo a radiar la energía procedente de la estrella. Este anillo toroidal que rodea la estrella provoca un flujo bipolar asimétrico del mismo tipo que el observado en objetos Herbig-Haro. Además, R Monocerotis es una estrella variable cuyo brillo varía entre las magnitudes +11,00 y +13,80. La estrella principal tiene una compañera más pequeña e invisible, probablemente de la misma edad. La masa de la estrella principal puede estar en torno a 10 masas solares con un radio de una longitud que es el doble que la del radio solar, mientras que la masa de la estrella secundaria puede ser 1,5 veces mayor que la del Sol. La distancia entre ambas es de 500 unidades astronómicas.

 Fotografía Original 

Crédito:   Daniel Verschatse / Antilhue Observatory / Hacienda los Andes

NGC 2261     RA = 06:39:09.95     DEC = +08:44:09.7     Mag v = 11.85     Simbad 

✨La Cruz del Sur por Martin Pugh

Martes 13 de Marzo de 2018



La Cruz, normalmente nombrada la Cruz del Sur para diferenciarla de la Cruz del Norte, es una de las más famosas constelaciones modernas a pesar de ser la más pequeña de las 88 que integran la esfera celeste; según los límites imaginarios impuestos por la Unión Astronómica Internacional en 1930. Esta constelación está compuesta por dos travesaños cruzados, uno de 4.2º y el otro de 5.4º de largo, y ocupa una zona de solo 68º cuadrados, por lo que cubre apenas 1/600 del cielo. Es útil para la orientación ya que permite determinar el punto cardinal sur prolongando cuatro veces y media en línea recta el eje principal de la cruz, partiendo de su estrella más brillante Acrux, el pie de la Cruz, se llega al polo sur celeste, el punto alrededor del cual gira en forma aparente la bóveda del cielo. Una vez hecha esta prolongación, basta bajar una vertical hacia la línea del horizonte y allí se encuentra con bastante precisión el sur geográfico. Si bien por su proximidad al polo sur celeste, la Cruz del Sur gira alrededor del mismo en forma ostensible durante el transcurso de la noche, no importa su posición para este procedimiento de localización, ya que su brazo mayor, al girar alrededor del polo celeste, siempre determina el lugar del mismo.

Pero entre las estrellas de la constelación vemos mucho más, está la estrella gigante Eta carinae, nebulosas oscuras y la nube molecular de Carina dominada por hidrógeno, que es ionizado por las estrellas más calientes y masivas situadas en el campo de visión. La imagen fue tomada y procesada por el excelente astrofotógrafo Martin Pugh, cuyo resultado muestra claramente sus capacidades. El astro más brillante de Crux es Beta Crucis, popularmente llamada Mimosa ó Becrux, una subgigante azul situada a 280 años luz de distancia de la Tierra, el sistema tiene una compañera que la orbita cada 5 años y una tercera estrella aún en proceso de formación. Acrux ó Alfa Crucis, es la segunda estrella más brillante de la constelación, que se compone de un sistema doble cuya estrella principal tiene otra estrella orbitándola. Numerosas estrellas de la constelación son miembros del subgrupo Centurus inferior-Crux, dentro de la Asociación estelar de Scorpius-Centaurus, la asociación estelar OB más cercana a nuestro Sol. En Crux se localizan varias estrellas masivas y luminosas. CD Crucis es un sistema binario compuesto por una caliente y una estrella de Wolf-Rayet; además, constituye una binaria eclipsante con un período orbital de 6,24 días. La estrella azul es 57 veces más masiva que el Sol y su acompañante tiene 48 masas solares.

La Cruz del Sur limita en tres de sus lados con la constelación Centaurus mientras que al sur lo hace con la de la Musca. Los griegos antiguos la crearon como parte de Centaurus, pero fue definida como un patrón estelar independiente en el siglo XVI, después de la expedición de Américo Vespucio a Sudamérica en 1501. Vespucio trazó un mapa tanto de las dos estrellas Alpha Centauri y Beta Centauri como de las estrellas de la Cruz. Aunque los griegos antiguos conocieron estas estrellas, la precesión gradual las habría puesto debajo del horizonte europeo antes de la era cristiana, de modo que fueron olvidadas. Es probable que hacia el año 5000 ac, al final de la última era glacial, Centaurus y la Cruz del Sur fueran visibles sobre el horizonte en la medianoche de primavera en la latitud del centro de Europa.  Hace 2000 años, en tiempos del nacimiento de Jesús, a quien se le asociaría con el signo de la cruz romana, era visible desde la latitud de Jerusalén, de Mesopotamia y de Persia (en el sur del territorio ocupado por el Imperio parto) erguida sobre el horizonte en la medianoche de los días de febrero, de modo que pudo ser la estrella del niño Jesús, la cruz que vieran los magos de oriente desde su país de origen y más tarde en su viaje desde Jerusalén a Belén. Esto se puede comprobar en un simulador planetario como Stellarium. En la actualidad la constelación es visible al sur de los 25º de latitud norte y es circumpolar, al sur de los 35º de latitud sur.

 Fotografía Original 

Crédito:   Martin Pugh Astrophotography

Alfa Crucis     RA = 12:26:35.89522     DEC = -63:05:56.7343     Mag v = 0.81     Simbad 
Beta Crucis     RA = 12:47:43.26877     DEC = -59:41:19.5792     Mag v = 1.25     Simbad 

✨Nebulosas alrededor de BAT99-2

Jueves 8 de Marzo de 2018



Muchos de los objetos más bellos del Universo aún están envueltos en el misterio. Aunque la mayoría de las nebulosas de gas y polvo en nuestra vecindad, ahora se comprenden bastante bien, sin embargo hay algunas que continúan confundiendo a los astrónomos. Este es el caso de un pequeño número de nebulosas inusuales que parecen ser objeto de una fuerte subida de temperatura; en terminología astronómica, presentan un asombroso "alto grado de excitación". Esto se debe a que contienen cantidades significativas de iones, es decir, átomos que han perdido uno o más de sus electrones. Dependiendo de los átomos involucrados y la cantidad de electrones perdidos, este proceso es testigo de la fuerza de la radiación o del impacto de las partículas energéticas. Pero, ¿cuáles son las fuentes de esa excitación? ¿Podrían ser estrellas enérgicas o tal vez algún tipo de objetos exóticos dentro de estas nebulosas? ¿Cómo encajan estos objetos peculiares en la imagen actual de la evolución universal?. Recientemente se han obtenido nuevas observaciones de varias nebulosas inusuales con el Very Large Telescope en el Observatorio Paranal de ESO, en Chile En una búsqueda dedicada a encontrar el origen de sus características individuales, un equipo de astrónomos, principalmente del Instituto de Astrofísica y Geofísica de Lieja, Bélgica, han tomado las primeras imágenes detalladas y altamente reveladoras de cuatro nebulosas altamente ionizadas en la Gran y Pequeña Nube de Magallanes, dos pequeñas galaxias satélite de nuestra galaxia, la Vía Láctea, situadas a sólo unos cientos de miles de años luz de distancia.

En tres nebulosas, lograron identificar las fuentes de radiación energética y eludir sus excepcionales propiedades de algunas de las estrellas más calientes y más masivas jamás vistas, algunas de las cuales son dobles. Con masas de más de 20 veces la del Sol y temperaturas superficiales superiores a los 90.000 grados, estas estrellas son realmente extremas. Cuanto más caliente sea el objeto central de una nebulosa de emisión, ya sea una enana blanca, una estrella de neutrones o simplemente una estrella joven, más caliente y más excitada estará la nebulosa circundante. La palabra "excitación" se refiere al grado de ionización del gas nebular. Cuanto más enérgicas sean las partículas y la radiación que inciden, más electrones se perderán y mayor será el grado de excitación. La imagen que vemos arriba fue compuesta en tres colores, se trata de una nebulosa altamente excitada cerca de la estrella Wolf-Rayet (WR) BAT99-2 en la Gran Nube de Magallanes. En esta imagen, el color azul representa la luz del helio ionizado individualmente, el verde corresponde a oxígeno doblemente ionizado, y el rojo a los átomos de hidrógeno, siendo las áreas más azules de la nebulosa las más calientes. Es común detectar la presencia de helio en las nebulosas planetarias alrededor de estrellas enanas blancas extremadamente calientes, pero no en las regiones HII normales. Sin embargo, unas pocas regiones de HII habitualmente normales revelan características de alta excitación. Una de ellas se encuentra en nuestra propia galaxia, la Vía Láctea, otra se ha encontrado en la galaxia cercana IC 1613, y otras cinco están situadas en las Nubes de Magallanes.

 Fotografía Original 

Crédito:   ESO

Brey 2     RA = 04:49:36.18     DEC = -69:20:54.5     Mag v = 16.579     Simbad 

✨Procyon

Sábado 24 de Febrero de 2018



Procyon es la estrella más brillante en la constelación del Can Menor con magnitud aparente 0,50 y es la octava estrella más brillante en el cielo nocturno de la Tierra. Forma uno de los vértices del Triángulo invernal. Es una estrella binaria; la estrella principal (Procyon A) tiene una débil enana blanca de compañera (Procyon B). El sistema es uno de los más cercanos a nuestro sistema solar, se sitúa a tan sólo 11,41 años luz del Sol. Sus vecinas más próximas son la Estrella de Luyten y Ross 614, respectivamente a 1,11 y 4,2 años luz. Procyon A es una estrella blanco-amarilla de tipo espectral con una temperatura superficial de 6530ºK. Su luminosidad es 7 veces mayor que la del Sol, e indica que es una subgigante que está terminando de fusionar el hidrógeno de su núcleo empezando a consumir helio, y ha comenzado a expandirse. Su radio actual es 2,1 veces más grande que el radio solar; sin embargo, en un tiempo futuro, dentro de entre 10 a 100 millones de años, Procyon A se expandirá hasta alcanzar un diámetro de entre 80 y 150 veces su diámetro actual y aparecerá roja o naranja debido al enfriamiento de su superficie. Se piensa que el Sol pasará por el mismo proceso después de abandonar la secuencia principal. A fines de junio de 2004, el telescopio espacial MOST completó una investigación de 32 días de Procyon A con el fin de confirmar las oscilaciones en su brillo observadas desde la Tierra. Durante ese período, sin embargo, no hubo fluctuaciones en su brillo, lo que llevó a algunos científicos a poner en duda algunos aspectos de la heliosismología. Por el contrario, observaciones fotométricas llevadas a cabo con el satélite Wide Field Infrared Explorer (WIRE) entre 1999 y 2000 parecen estar de acuerdo con las observaciones hechas desde la Tierra.



La compañera de Procyon es una enana blanca, si bien su órbita se conocía ya en 1861, no fue visualmente confirmada hasta 1896. Esta enana es muy difícil de observar desde la Tierra, ya que su magnitud aparente es de 10,82, y también debido a la mayor diferencia de magnitudes y a la menor separación angular entre la estrella primaria y la secundaria. La separación media entre las dos componentes es de 15,0 unidades astronómicas, algo inferior a la distancia existente entre Urano y el Sol. No obstante, la excentricidad de la órbita hace que la separación varíe entre 8,9 y 21,0 UA a lo largo de su período orbital de 40,8 años. Con una masa de 0,6 masas solares, Procyon B es de baja masa; sin embargo su diámetro, estimado en unos 8.600 km, es mayor de lo esperado. Es bastante fría, con una temperatura superficial de 7740ºK, testimonio de su menor masa y mayor edad. El sistema estelar tiene una edad estimada de 3.000 millones de años. El nombre de Procyon proviene del griego Prokyōn, que significa "antes del perro", ya que precede a la Estrella del perro Sirio, aunque estrictamente hablando, esto sólo ocurre en las latitudes septentrionales de la Tierra. Estas dos estrellas del perro, aparecen en la más antigua literatura de los babilonios y los egipcios, quienes incluso las veneraron. En China es conocida como Nan Ho, "El Río del Sur". Canis Minor, es una de las 88 constelaciones modernas. Formó parte también de forma evidente de las 48 constelaciones primitivas del Almagesto de Ptolomeo, dato que se encuentra incluido en la fuente de este último trabajo, la gran obra denominada Astronómica de Manilio de Antioquía. La figura del Can menor es simple, una línea que une dos estrellas.

 Fotografía Original 

Crédito:   Astronomy / Wikipedia 

Procyon     RA = 07:39:18.11950     DEC = +05:13:29.9552     Mag v = 0.37     Simbad